“Yo no filmo para ganar premios, son aleatorios”

Belleza y brutalidad: las dimensiones cinematográficas fue el conversatorio que entabló con el público fronterizo el legendario cineasta mexicano Arturo Ripstein, acompañado por su esposa, la guionista y también escritora, Paz Alicia Garciadiego, en el marco de las celebraciones por el 50 Aniversario de la fundación de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ). 

Por casi dos horas, Ripstein y Garciadiego se dedicaron a dialogar sobre las temáticas que han abordado en sus cintas correlacionadas con la condición del ser humano, sus contradicciones, debilidades y fortalezas. 

“Adentro de las casas sucede el melodrama. El melodrama son las historias que suceden por los lazos emocionales, ya sean familiares o románticos. Por eso nosotros no inventamos el melodrama, lo heredamos. El cine de oro mexicano es la historia del melodrama”, recalcó Garciadiego. 

Paz Alicia, quien desde 1985 hizo mancuerna con Ripstein al convertirse en su guionista, confirmó que su cónyuge “les ha volteado el trasfondo moral a sus obras. En lugar de ser películas biempensantes, que promulgan las buenas costumbres de la sociedad y el portarse bien, son películas que se alimentan de las bajas pasiones, de los rencores y de los odios”. 

A su vez, Ripstein dijo que desde hace años el cine mexicano se ha mantenido en una crisis. 

El homenajeado, al ser cuestionado si la cinta El lugar sin límites, basada en la obra de José Donoso y filmada en 1978, durante el sexenio de José López Portillo, ha sido la más premiada, respondió: “Los galardones han sido apreciaciones generosas, pero yo no filmo para ganar premios, son aleatorios y circunstanciales”. 

Gracias al apoyo de su padre, el productor Ripstein, desde muy joven pudo ser asistente de Luis Buñuel en la filmación de El Nazarín (1958). 

“Papá, quiero hacer una película. O me ayudas a hacer una película, o te pego un tiro, o me lo pego yo; fue un buen reto. Entonces mi papá tenía una compañía grande de producción, me dijo: ‘escoge a cualquier escritor que tengan aquí para que te escriba tu película’”, compartió jugueteando. 

A los 21 años, con su cinta denominada Tiempo de morir, respaldada con el guion de sus entrañables amigos Gabriel García Márquez y Carlos Fuentes, es como hace su debut como director. 

Tanto Ripstein como Garciadiego demostraron a lo largo del conversatorio que su agrado es contar historias convincentes, a través de un cine didáctico. 

Las autoridades académicas que asistieron a este evento fueron la doctora Alpha Elena Escobedo Vargas, directora general de Difusión Cultural y Divulgación Científica, y el maestro Carlos Arturo Cabello Padilla, titular de la jefatura de Cine Universitario, acompañados por su equipo de trabajo. 

Emprendido por la Jefatura de Cine Universitario, a través de la Subdirección de Formación y Vinculación Cultural, el evento tuvo lugar el viernes 25 de agosto, a las 19:00 horas, en el teatro Gracia Pasquel del Centro Cultural Universitario (CCU). 

 100 vistas,  1 hoy

Comparte este artículo: