Alumno de Arquitectura gana premio nacional

Por Alma López

Con el gusto por los trazos y el dibujo desde pequeño fue encaminado hacia la Arquitectura; y buscando alternativas de aprendizaje exploró herramientas para acercarse al tema y surgió este cariño por la profesión. Actualmente, Ángel Oswaldo Hernández Olivas es alumno del décimo semestre del Programa de Arquitectura en el Instituto de Arquitectura, Diseño y Arte (IADA).

La convocatoria del 35 Encuentro Nacional de Estudiantes de Arquitectura (ENEA) llegó a Ángel Hernández por medio de un código QR en la clase de Taller 6 durante este semestre, pero jamás imaginó que la lámina de 90×60, con proyectos realizados en el transcurso de su carrera, se convirtiera en su pase al evento nacional.

El Encuentro titulado Nuevos paradigmas para el habitar sostenible, tuvo lugar del 16 al 24 de abril en la Ciudad de México, organizado por la Facultad Mexicana de Arquitectura, Diseño y Comunicación de la Universidad La Salle, la Facultad de Arquitectura de la Universidad Anáhuac México y la Asociación de Instituciones de Enseñanza de la Arquitectura de la República Mexicana, A. C. (Asinea).

Convocando a estudiantes de diferentes partes de la república, tuvieron participación 88 alumnos de 43 instituciones y en el caso del estudiante de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), recibe el reconocimiento al Mejor Proyecto Integral de la Propuesta y la Problemática.

“Considero que la Universidad tiene excelente nivel en temas de arquitectura, me ayudó mucho mi educación. Me gusta mucho la arquitectura, esto me motiva más a terminar la carrera, entrar a otros concursos, estudiar una maestría”, compartió Ángel Hernández.

Se trata de un proyecto colaborativo desarrollado durante dos etapas: en la primera se lleva a cabo la labor del diseño arquitectónico, donde se representa la idea acerca del proyecto, y la segunda etapa consistió en la construcción del modelo.

El resultado es el prototipo de SANARE: Santuario Curativo, una alternativa para sanar mente y cuerpo, una estructura que se enfoca en una solución a la procuración de la salud pública, que nace del concepto de un módulo que atienda contingencias, pueda funcionar como refugio o centro para cuidar y brindar salud a una persona.

Contiene en su interior un área de espera, cama y mobiliario médico, además de una tarja que contienen un captador de agua pluvial. La construcción del espacio es con una perspectiva de innovación para reducir la huella de carbono.

Ángel explica cómo fundamentos en el diseño bioclimático, modulado, resolución de espacios y uso de estructuras, entre otros conocimientos comprendidos en su carrera, fueron la diferencia para demostrar liderazgo a nivel nacional.

Sus proyectos con dibujos a mano, análisis de sitio, contexto físico, planes maestros cercanos al urbanismo, perspectivas, fachadas y cortes, hoy inspiran a quienes contemplan seguir preparándose, concursar y tomar un espacio en esta Universidad.

“A quienes han pensado en concursar, anímense. Ganan más de lo que pudieran llegar a perder, ganan mucho conocimiento, la UACJ es muy buena y hablar con otras universidades amplía tus conocimientos, intercambiar ideas con otros te enriquece”, concluyó el ganador a Proyecto Integral de la Propuesta y la Problemática en el ENEA.

 16 vistas,  1 hoy

Comparte este artículo: