Proyectan la cinta Xquipi’ Guie’dani

Xquipi’ Guie’dani (El ombligo de Guie’dani), cinta que fue elogiada en el Festival Internacional de Cine de Morelia, Chicago; y en la 44 edición del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva en 2018, por revelar la indiscutible identidad del clasismo y racismo en México, se presentó en la Sala del Cine Universitario del Centro Cultural de las Fronteras (CCF), el 26 de agosto, en el marco del Mes de los Pueblos Originarios en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ). 

El filme es el retrato íntimo de una niña y su madre, indígenas zapotecas y trabajadoras domésticas en la Ciudad de México, quienes llegan de un pequeño poblado sureño del estado de Oaxaca a trabajar para una familia acomodada, pero la niña, con sus 12 años cumplidos, no se adapta a esa vida. Y se rebela. 

Sin embargo, las críticas periodísticas insinúan ciertas similitudes con Roma, señalándola como “la antítesis de la película de Alfonso Cuarón”. 

En entrevista para UACJ Radio, el escritor y director catalán, nacionalizado mexicano, Xavi Sala, explicó que “se trata de la primera película de ficción del cine mexicano cuya protagonista habla zapoteco; tenemos 68 lenguas originarias en México y es triste que todavía haya muchas lenguas originarias que no tienen su película. Entonces, es momento de reivindicar y de pensar que los pueblos necesitan películas que hablen en su idioma y, en resumidas cuentas, sobre la identidad del clasismo y racismo en el México de hoy”. 

Xavi aprovechó para compartir cómo la profesión periodística le permitió colocar su mirada en las realidades plasmadas en sus proyectos cinematográficos. 

“Siempre explico y matizo que soy licenciado en Periodismo, pero no soy un periodista. Yo nunca trabajé de periodista, apenas realicé unos pocos (trabajos), y creo que está completamente ligado el trabajo periodístico con el cine y, sobre todo, con el guionista y el director”. 

“Mi formación académica en el mundo del periodismo me sirvió muchísimo y más allá de la formación académica, el ser un analista de los medios de comunicación y de cómo se escriben las buenas historias; eso es importante en el cine, por eso llegué a él de forma natural”, enfatizó Sala, quien se formó como autodidacta en el cine. 

Sala dijo que este trabajo “inició hace tiempo con una especie de documental sobre las culturas y las tradiciones del istmo de Tehuantepec. Cuando conocí al pueblo zapoteco, me identifiqué mucho con las situaciones a las que se enfrentaban, muy similares a lo que yo viví durante la niñez, relacionadas con el valor de la lengua materna, la injusticia y la autodiscriminación”. 

“A partir de ahí hubo un acercamiento, ya que se sentían muy unidos a mi causa y lo tracé, indudablemente, a la comunidad zapoteca”, agregó. 

Xquipi’ Guie’dani, en zapoteco, es un nombre que está inspirado en las leyendas y tradiciones indígenas heredadas de las culturas prehispánicas. 

Xavi comentó que tuvo que asumir la responsabilidad financiera para producir la cinta, debido a que “no es fácil recabar fondos, ya que los distribuidores no apuestan por el cine de autor”, aseguró. Tuvo que formar una cooperativa para acceder a un crédito y lograr este trabajo que está a “la expectativa abierta de quien lo vea”. 

Actualmente, prepara su segundo largometraje titulado La virgen silenciosa

 175 vistas,  3 hoy

Comparte este artículo: