Ingresó al boxeo por exigencias de su madre

Jesús Omar Romero cuenta como se inició en el deporte del pugilismo que lo llevó a ganar medalla de plata en la Universiada

Jesús Omar Romero López, el único representante de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ) en el boxeo de la Universiada Nacional 2022, que, tras haber recorrido un camino lleno de obstáculos, logró colgarse la presea de plata en la división de 75-81 kilogramos en la recta final de la justa deportiva estudiantil más importante de México. 

Romero López compartió que el haber tomado la decisión de adentrarse en la disciplina de las “orejas de coliflor” en plena adolescencia fue por su madre, quien le “exigía practicar algún deporte”. 

Tomando en cuenta los preceptos de su progenitora, una de sus amistades lo encaminó a incorporarse a un grupo de boxeo que estaba bajo la tutela del actual instructor de pugilismo en la UACJ, Felipe Contreras Argumedo, en el que, hasta la fecha, “sigue vigente con él y muy agradecido”. 

“Conforme el tiempo, me fue gustando poco a poco el boxeo, me fui encariñando con los golpes de manera recreativa; haciendo ejercicio; haciendo cardio para bajar de peso; y me fui aventando en el mundo de las peleas y aquí seguimos”, comentó el atleta estudiante de 20 años. 

Sin embargo, el alumno de 5.º semestre de la Licenciatura en Ingeniería Biomédica confesó que en un inicio no era amante del mundo del boxeo, sino “hasta después de los ocho años de arduo entrenamiento”, pues fue como despertó su pasión por “seguir cada fin de semana las transmisiones de los enfrentamientos más relevantes”. 

La inspiración… 

Sus principales motivaciones en esta disciplina son el tapatío Saúl “Canelo” Álvarez, así como el legendario pugilista oriundo de Louisville, Kentucky, Muhammad Ali. 

Posteriormente, el 1 de octubre de 2017, uno de los exponentes históricos del boxeo mexicano, Jorge “El Travieso” Arce, con su cartel de pentacampeón mundial llegó a la Academia Conade de Boxeo como embajador del proyecto de búsqueda de talentos en la ciudad de Aguascalientes. 

A dicha Academia se incorporó Romero López, junto con otros jóvenes pugilistas, quienes vieron en este programa la oportunidad para destacar y mostrar sus habilidades, tal y como a “El Travieso” le pareció este esquema. 

“Me acuerdo de que ‘El Travieso’ me acompañó en una de las esquinas del cuadrilátero y una de las cosas que más me marcaron, en el transcurso de los rounds, fue que hubo interesante metamorfosis a la hora de darme instrucciones”, explicó entusiasmado. 

Su debut en el boxeo 

El semipesado mencionó que, desde pequeño, se caracteriza por ser una persona “peleonera y con un temperamento fuerte”, señalando los motivos del porqué prevaleció en el boxeo. 

No obstante, las constantes rutinas de parte de Contreras Argumedo lo hicieron reflexionar sobre el mito de que el boxeo es para agresivos y poderosos. “Es falso, porque conforme vas practicando el temperamento va disminuyendo y te das por desapercibido; es decir, no tienes que estar insistiendo en que sabes pelear”, enfatizó el juarense. 

Los primeros “pininos” de Jesús Omar en el boxeo, se llevaron a cabo en competencias estatales y nacionales. “A los 15 años tuve mi primer nacional en la Ciudad de México, y después de ahí he tenido ya seis nacionales, y después se vino la Universiada Nacional 2022, de parte del Condde”, señaló Romero López. 

Presionado por su familia, amigos, compañeros de la escuela, afición y hasta por su alma mater, Romero se sentía seriamente comprometido en enfrascarse en sus combates de la Universiada Nacional, desarrollados del 2 al 4 de junio. 

En esta justa deportiva, Jesús comenzó con el pie derecho, doblegando a su homólogo Jesús González, de la Universidad de Baja California; González ya no estaba en óptimas condiciones para salir al tercer asalto, por lo que los réferis le dieron la victoria. 

Posteriormente, su pase a la final la obtuvo al vencer por decisión unánime (5-0) al León Negro de la U de G, Oswaldo Casillos. 

El sábado 4 de junio, luego de tres asaltos arriba del ring del gimnasio Josué “Neri” Santos, el deportista universitario de esta casa de estudios consiguió entregarle la octava medalla de plata a la UACJ en la categoría semipesada. 

El contrincante de Jesús Omar en la final fue Ángel López, de la Universidad de Sinaloa. Por decisión de los jueces cayó 4-1 y quedó en segundo lugar nacional estudiantil en esta disciplina. 

“Lo que gané dentro de la Universiada fue bastante experiencia y mucha visión de parte de toda la gente que no me conocía. Era la primera vez que la UACJ participaba en boxeo dentro de la Universiada y me decían: ‘oye, eres el primero, eres el único’; era bastante nervio y presión”, manifestó. 

“Siempre he dicho que prefiero pelear en un lugar donde nadie me conozca y ni que haya familiares, porque es la presión de estar pensando del qué dirán sobre mi desempeño”, resaltó Romero López. 

Los planes de Jesús Omar, a largo plazo, es ser de nuevo “seleccionado nacional para poder competir internacionalmente, ese es mi gran sueño, ya sea en un Panamericano o en las Olimpiadas”. 

“No me quedé satisfecho con la plata, porque quería el oro, pero sí siento que me esmeré bastante entrenando, haciendo sacrificios en la escuela y es algo que se lo dedico a mi familia y a mi entrenador, Felipe Contreras, el cual día a día me estuvo apoyando y guiando”, concluyó el pugilista de esta casa de estudios. 

 199 vistas,  6 hoy

Comparte este artículo: