Instala ICB Módulo de Atención COVID

Con el regreso parcial del alumnado a las instalaciones, la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ) ha implementado medidas adicionales para salvaguardar la salud de sus estudiantes, docentes, directivos y personal administrativo y manual. 

Por esto, en el Instituto de Ciencias Biomédicas (ICB) se ha instalado un Módulo de Atención COVID, que se encarga de monitorear y dar seguimiento a posibles situaciones de riesgo y contagio, como medida adicional a los filtros sanitarios y al apoyo de las Unidades de Atención Médica Inicial (UAMI). 

Los módulos serán atendidos por los pasantes que apoyan el área de Universidad Saludable. El primero está instalado en el audiovisual del edificio D del ICB y se da atención a toda la comunidad universitaria. 

Quienes deben acudir, o comunicarse, son aquellos que hayan estado en contacto con un caso de sospecha de contagio, con alguien que sea positivo, si tiene uno o más síntomas o si cuenta con un diagnóstico positivo, dijo el doctor Salvador David Nava Martínez, director del ICB. 

Lo anterior, además de buscar salvaguardar la seguridad de los universitarios, se realiza para tener un cuidado especial con la desinfección de las instalaciones, para emitir justificantes de inasistencia y para realizar el reporte que la Institución entrega semanalmente a Gobierno del Estado sobre los casos que se hayan presentado o que pudieran surgir. 

Actualmente, la Universidad solicita que la prueba para detectar la COVID-19 se realice en alguna instancia externa; se planea que, a corto plazo, el Departamento de Ciencias Químico-Biológicas lleve a cabo la prueba de PCR y de anticuerpos, comentó el doctor Nava Martínez. 

Agregó que la permanencia de los módulos depende de la evolución del virus: “Se mantendrán hasta que sean necesarios”. 

El pasado 6 de septiembre, la UACJ anunció que este semestre continuará en modalidad virtual por no existir aún las condiciones necesarias para que 36 mil estudiantes y docentes regresen a las aulas. Sin embargo, comenzó el retorno presencial paulatinamente para las materias que implican actividades en talleres, clínicas, laboratorios y prácticas. 

“El programa que más regreso tuvo fue el de Cirujano Dentista por las clínicas odontológicas. Los estudiantes están contentos de volver, poder realizar las prácticas que tuvimos que cancelar y saber que ahora pronto se van a poder graduar. También este fue el caso de los estudiantes de Químico-Farmacéutico-Biólogo, Biología, Química y Biotecnología; para ellos era indispensable el retorno”, aseguró el director del ICB. 

Previo al regreso, en cada área se realizó un protocolo específico para estipular las medidas a seguir, adicionales al filtro sanitario y a las indicaciones estipuladas por las autoridades universitarias y de salud. 

“Necesitamos la colaboración de todos, ser conscientes de que nuestras acciones nos ayudan a prevenir o a propagar”, puntualizó el doctor Nava. 

 29 vistas,  1 hoy

Comparte este artículo: