Celebran Día Nacional de Peraj

Es un proyecto en el que estudiantes de educación superior dan apoyo a niños y adolescentes que viven en comunidades en vías de desarrollo o marginadas 

Llegado el tiempo de su servicio social, Arlette Griselda Manríquez Meraz quería algo que la llevara a relacionarse con más jóvenes estudiantes, “con los futuros del mañana”. Así que encontró una opción para impartir talleres en escuelas primarias. El problema fue que le quedaba muy lejos de casa, así que buscó otra opción.

“Una de mis maestras me platicó del Proyecto Peraj y me animé. Hice una llamada y al día siguiente me invitaron a las capacitaciones, a la sesión informativa, y no me arrepiento. Hasta la fecha es algo súper bonito”.

El Proyecto Peraj (acrónimo en hebreo de Proyecto Tutorial, que también significa flor) nació en Israel en 1974. Es iniciado por un pequeño grupo de científicos y estudiantes del Weizmann Institute of Science como un proyecto experimental de acompañamiento de estudiantes de educación superior para niños y jóvenes que requieren apoyo educativo y emocional, que residan en comunidades en vías de desarrollo o marginadas (Fuente: peraj.org).

En la antesala de su conmemoración el 12 de marzo, 108 amigas y amigos Peraj y sus mentores, maestras, padres de familia, coordinadores de deportes, alumnos de Entrenamiento Deportivo y todo el staff de Acción Comunitaria vistieron con su presencia, de azul y amarillo, el Complejo Universitario.

¿Por qué te emociona tanto hablar del proyecto?, se le pregunta a Arlette.

“Porque me llena el corazón estar con los niños. Siento que alimenta a esa niña interior que yo siempre he llevado. Como que, por fin, estoy en un ambiente donde no me bloquean, me permiten ser yo, y eso me llena el alma”.

Describe un día en modo Peraj.

“Hacemos activación física con los niños, les enseñamos sobre valores. Incluso, hace dos semanas hicimos una subasta de valores con dinero de juguete, proyectamos y les hablamos de la película En busca de la felicidad (In the Pursuit of Happyness). Entonces, los ayudamos a que fortalezcan ese sentido de resiliencia, de que sean valientes, fuertes, y que sigan luchando a pesar de todo lo que se les atraviese en el camino”.

Personalmente, le ha permitido ser mucho más paciente.

“Pero, sobre todo, a volver a ser niña. A pesar de que ahorita soy una adulta y sé que tengo mis responsabilidades y todo, me ayuda a salir de esa burbuja donde solo están los adultos. Así que yo voy a ser el adulto que me hubiese gustado que estuviera para mí cuando yo era niña”.

¿Recomendarías que más estudiantes universitarios se integren a Peraj?

“Claro que sí. Peraj es una joya de proyecto y creo que debería ser mucho más conocido por esas personas que tienen su alma de niño ahí dentro”.

Arlette Griselda Manríquez Meraz es la mentora de Keyla Guadalupe.

Keyla actualmente cursa el sexto grado en la Escuela Primaria José Jesús Álvarez Pasillas, en el suroriente de Ciudad Juárez.

La escolapia define el programa como un espacio lúdico, académico, pero, sobre todo, muy divertido.

“Hablan cosas muy padres, de valores, que debemos salir adelante y ejercer nuestra carrera. Nuestros mentores nos ayudan a ejercitarnos, a darnos apoyo, a echarle ganas a la escuela”.

¿Qué es lo que más disfrutas?

“Pasar tiempo con mi mentora y experimentar”.

De su mentora admira su calidad humana, “que es muy bonita, inteligente y buena amiga”.

¿Le dirías a más amiguitos que se integren a Peraj?

“Sí, Peraj es un buen proyecto universitario. Los esperamos a que se integren, a que se inscriban a natación, a educación física, a jugar deportes”.

Antes, confiesa, no practicaba activación física. Hoy encontró un gusto especial por el futbol y el basquetbol, pero, confiesa, lo que más disfruta es la natación.

El programa de este día contó con la presencia de la doctora Flor Rocío Ramírez Martínez, quien encabeza la Dirección de Extensión y Servicios Estudiantiles de la UACJ.

 172 vistas,  2 hoy

Comparte este artículo: