Seleccionados comparten experiencias

Israel Gutiérrez y Moíses Andreassi, del equipo nacional de basquetbol,  platican sobre su transformación en jugadores profesionales  

Integrantes de la Selección Mexicana de Basquetbol compartieron en conferencias simultáneas con atletas y estudiantes de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ) sus conocimientos y experiencias como deportistas de alto rendimiento. 

Las actividades se desarrollaron en las salas de usos múltiples del Centro Cultural Universitario y formaron parte de las actividades que los seleccionados nacionales desarrollan como parte de su gira de preparación con miras a su participación en la Copa del Mundo de Baloncesto FIBA 2023, que se desarrollará en el continente asiático durante los meses de agosto y septiembre próximos. 

La Selección Mexicana se enfrenta este miércoles a su similar de Colombia en un evento que se enmarca dentro de los festejos del 50 Aniversario de la UACJ. 

Los seleccionados nacionales Israel Gutiérrez y Moisés Andriassi ofrecieron una plática con fines motivacionales sobre el proceso que los ha llevado a ser jugadores profesionales de baloncesto y que les ha permitido integrar equipos de México, Estados Unidos, Argentina y España. 

Israel Gutiérrez, jugador centro en el equipo nacional y quien jugará su segundo Mundial, relató su experiencia desde que fue becado como deportista en el Tecnológico de Monterrey, campus Hidalgo, hasta que lo seleccionaron para jugar en equipos de España y Argentina. 

Compartió que aun a los 15 años de edad no estaba convencido de lo que podría llegar a ser dentro de ese deporte, pues le atraía más el futbol, pero que su estatura y las “cascaritas” que jugaba con su padre, jugador de baloncesto en sus tiempos universitarios, lo fueron llevando al equipo de basquetbol de la escuela. 

Dijo que la orientación que recibió de un entrenador lo motivó y le fue formando una mentalidad para desarrollarse como jugador y que llegara a ser, en dos años, integrante del equipo campeón nacional, además de ser considerado como el jugador más valioso. 

Destacó que como jugador profesional, por los compromisos de participación en torneos con los equipos, se ha visto privado de participar en eventos importantes de su familia, como las bodas de sus hermanas, y que no ha tenido el tiempo que quisiera para pasarlo con sus hijos. Incluso la fecha de su boda tuvo que ser cambiada en más de una ocasión. 

Recomendó a los universitarios no perder el piso cuando su nivel de juego está en su nivel óptimo ni creer que son los peores jugadores cuando se tenga una mala racha. En el transcurso de la vida como deportista profesional, se tienen altas y bajas y es normal, y en su caso ha tenido el apoyo de un psicólogo deportivo. 

Por su parte, Moisés Andriassi, quien se inició como jugador profesional a los 18 años de edad —ahora cuenta con 23—, se refirió a la importancia de mantener un equilibrio y disciplina, a ser responsable para evitar las tentaciones, aunque eso no quiere decir que no se puedan divertir. 

Andriassi, quien se desempeña en una posición base en el equipo nacional, ha integrado equipos de México, Estados Unidos y España, y esta vez tendrá la oportunidad de jugar en una Copa Mundial. 

Destacó la importancia de tener metas y que el hecho de ser jugador profesional desde los 18 años y tener que vivir separado de su familia, le ha permitido madurar. 

De manera simultánea a esta plática, se ofreció una conferencia con el tema Preparación física para la prevención de lesiones y vendaje, a cargo de los hermanos Jesús Fernando y Jesús Miguel Barraza Lizárraga. 

Hugo Padilla, subdirector de Actividades Deportivas y Recreativas de la UACJ, dijo que los seleccionados nacionales de basquetbol han desarrollado una serie de actividades de tipo social, de acercamiento con la comunidad, como ha sido un evento que se desarrolló en el Gimnasio Municipal Josué Neri Santos con más de 400 niños, una visita al Hospital Infantil y las pláticas con estudiantes universitarios. 

 216 vistas,  1 hoy

Comparte este artículo: