En charla ponen bajo la lupa a antepasados de insectos

La Rodadora fue la sede donde la UACJ dio inicio al ciclo de Sábados en la ciencia

El doctor Alfonso Garza Hernández, profesor de tiempo completo del Instituto de Ciencias Biomédicas (ICB), habló acerca de Los inadvertidos insectos fósiles: criaturas mortales, donde trasladó al público a más de 300 millones de años atrás para explicar cómo eran los ancestros de estos seres vivos; el gran tamaño que los caracterizaba y lo letales que podían llegar a ser, tanto que eran capaces de darles pelea a los dinosaurios y salir victoriosos.

Con una interactiva y amena presentación, el doctor Garza explicó la importancia de los insectos en la vida de los seres humanos, pues algunas especies contribuyen a que la vida en la Tierra continúe; otros comen las plagas y permiten que los cultivos se den; otros tantos sirven como indicadores cuando existe contaminación en el agua, pues “cuando no hay presencia de ellos, se entiende que existe un foco de contaminación”, comentó el docente de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ).

En su viaje al pasado, el profesor de tiempo completo dijo que hablaría de insectos que hace millones de años eran realmente mortales y muy grandes; hechos que se conocen gracias a los fósiles que se han descubierto de estos seres y que han sido estudiados por los paleontólogos.

Es en el periodo carbonífero, época de gran extensión de árboles y plantas, donde los insectos comenzaron a colonizar, al igual que plantas de gran tamaño, era en la que también los anfibios o reptiles inician a andar por la Tierra, explicó el doctor Garza.

El primer insecto que relató el docente de la UACJ, es conocido como Megaloptera, del que se encontró un fósil en una piedra de dos metros y que es comúnmente conocido como el antecesor de la libélula. “Serían peligrosas y mortales en este tiempo. Antes se alimentaban de reptiles y contaban con garras que eran muy filosas”.

Arthropleura es el nombre que se le dio al antepasado del ciempiés, que además de imponer por su tamaño de casi 3 metros contaba con un caparazón que lo hacía impenetrable.

“A raíz de un registro fósil, se pudo reconstruir el tamaño de uno de estos bichos. También tienen mandíbulas muy filosas y son considerados como depredadores que podrían acabar con nosotros en menos de un minuto”.

Doctor Garza.

Aunque no es un insecto, el escorpión pulmonado también formó parte de la primera charla de Sábados en la ciencia. “Existió hace casi 200 millones de años y lograba medir casi el metro. Con sus pinzas o tenazas fácil nos podrían cortar una pierna. También tenían un veneno súper mortal, mil veces más poderoso que el cianuro, con el que sin problema pudo matar a un dinosaurio grande”.

Posterior a los mortales insectos, el doctor Garza dijo que es hace 260 millones de años cuando se inicia la diversificación de los insectos y que se han logrado encontrar especies fosilizadas muy parecidas a las que se tienen actualmente, como las garrapatas o los mosquitos, de las que se han encontrado fósiles en el ámbar de la resina de los árboles.

Esta charla se realizó en el espacio interactivo La Rodadora el 11 de febrero de manera gratuita. El objetivo central de estas pláticas es divulgar la ciencia con temas cercanos a la gente y promover en los menores el gusto por la investigación y las ciencias en general.

Los inadvertidos insectos fósiles: criaturas mortales también se transmitió en la página oficial de UACJ-TV, donde cualquier interesado con el tema puede ver el video.

 191 vistas,  1 hoy

Comparte este artículo: