Exponen programa de conservación del cóndor

El especialista Alberto Olascoaga ofreció una conferencia para estudiantes y docentes de Ciencias Veterinarias

El especialista en fauna silvestre Alberto Olascoaga Elizarraraz presentó en una conferencia el Programa de Conservación del Cóndor de California, que ha permitido incrementar la población de esta ave que aún se encuentra en peligro de extinción. 

La conferencia del especialista marcó el inicio del ciclo de conferencias del Programa de Actualización en Reproducción Animal de este semestre, que organiza el Departamento de Ciencias Veterinarias, a través de la Maestría en Ciencia Animal de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ). 

Olascoaga Elizarraraz, médico veterinario zootecnista por la Universidad Nacional Autónoma de México, actualmente labora en el zoológico de Chapultepec, que es el único zoológico del país donde se lleva a cabo este Programa de Conservación del Cóndor de California. 

El especialista, quien ofreció la conferencia de manera remota desde la Ciudad de México, comenzó con la presentación de generalidades de esta ave, las principales causas de su desaparición, el plan de recuperación y cerró con el estatus actual del cóndor a nivel mundial. 

Sobre los aspectos generales del cóndor indicó que es un ave carroñera, que puede llegar a tener hasta 3 metros de envergadura, un peso de 10 kilos, con una longevidad de entre 40 y 60 años, monógamo, gregario y con una procreación de una cría por año. 

Otras características son que puede volar una distancia de hasta 300 kilómetros en un día en busca de alimento y que puede almacenar en el buche hasta 1.36 kilos de alimento, lo que le permite pasar dos o tres días sin comer. 

Hay registros de que el cóndor llegó a tener una distribución en gran parte del norte del continente, por el lado del Pacífico de California hasta Canadá, a lo largo del sur de Estados Unidos, e incluso hay registros de su presencia en Florida y Nueva York, pero su población se fue disminuyendo hasta casi considerarse extinto en la vida silvestre. 

En México, el último reporte de vida silvestre fue en 1937 en la sierra de San Pedro Mártir, Baja California. 

El conferencista dijo que las principales causas de la desaparición de esta ave son: intoxicación por plomo, depredación, electrocución y cacería. La intoxicación es por mucho la principal causa de muerte, ya que, por su característica de carroñero, se llega a tragar la bala con la que un animal silvestre ha sido cazado y ese metal le provoca el envenenamiento. 

Plan de Conservación del Cóndor 

En 1975 se inicia con varias acciones un plan de recuperación de esta especie, como la reducción de los factores que ocasionaban la mortalidad, la conservación del hábitat, la formación de una colonia reproductiva en cautiverio, la recolección de huevos para crianza bajo el cuidado humano y la captura de los últimos ejemplares que se encontraban en la vida silvestre, para llevarlos a los zoológicos para su conservación y reproducción. 

Dijo que en 2007, el zoológico de Chapultepec ingresó al Programa de Conservación de esta ave, lo cual no fue fácil, pero tras varios años de pláticas con autoridades de Estados Unidos se aprobó la participación de México en este programa. 

Olascoaga Elizarraraz dio a conocer el procedimiento que se sigue para lograr que las parejas de esta especie, se reproduzcan en cautiverio y cómo se les prepara para que puedan ser reincorporadas a la vida silvestre y sean capaces de sobrevivir. 

Informó que hasta 2021, se tiene un registro de la población mundial de 537 cóndores: 334 en vida silvestre y 203 bajo el cuidado humano, y que han nacido 40 pollos en la vida silvestre. 

 49 vistas,  1 hoy

Comparte este artículo: