El Covid-19 causó un retroceso para las profesionistas: juezas

El evento se realizó para conmemorar el Día Internacional de la Mujer

Cómo han enfrentado las mujeres la pandemia y cuáles han sido las ventajas y desventajas por las que han pasado en sus áreas de especialización para la impartición de justicia fueron algunas de las preguntas que les hicieron a las juezas y magistradas que participaron en el conversatorio Mujeres en la vida jurisdiccional, que organizó el Programa de Derecho del ICSA.

De manera presencial y virtual se llevó a cabo este evento como parte de las actividades que la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ) realiza para conmemorar el Día Internacional de la Mujer.

En esta dinámica para escuchar la opinión y experiencia de profesionistas exitosas en su rama laboral participaron la maestra Patricia Royval Guerrero, jueza provisional del Juzgado Segundo Civil por Audiencias; la maestra Olga Cano Moya, magistrada de la Sala Familiar Regional en Ciudad Juárez; la doctora Ilián Yasel Iradiel Villanueva Pérez, magistrada de la Quinta Sala Penal Regional en Ciudad Juárez; y la maestra María Fernanda Díaz Rojas, jueza de Primera Instancia del área Penal en Ciudad Juárez.

Público que participó en la la conferencia

Respecto a los retos que se han tenido que afrontar ante la pandemia, la maestra Patricia Royval Guerrero dijo que la función de la mujer se ha duplicado al tener que incrementar los cuidados de los hijos y de la pareja en el hogar, y, además, tener que seguir desarrollándose en el ámbito laboral: “Las mujeres solteras, que con las restricciones no pudieron hacer uso de las guarderías o de las escuelas, tuvieron que romper esquemas y realidades para poder sacar adelante a su familia”.

Por su parte, la maestra Cano Moya señaló que la COVID-19 no solo llegó a impactar en la economía y la salud de las personas, sino que también ocasionó un atraso en la lucha por la igualdad y respeto de los derechos de las mujeres, ya que la pandemia orilló a la población a regresar a ese pensamiento tradicional —y estereotipado— de que la mujer es la más apta para el cuidado de los niños y los adultos mayores.

“El incremento en las labores del hogar, y el cuidado de los niños y los adultos, recayó en las mujeres. Mayormente ellas se hicieron cargo de la limpieza del hogar, de incrementar la atención para evitar los contagios, e incluso algunas se vieron en riesgo de renunciar a sus trabajos remunerados, y también provocó que aumentara la violencia familiar, debido al estrés que ocasionó el encierro”.

En la pregunta que les hicieron a estas profesionistas sobre las ventajas y desventajas que perciben —o tuvieron— dentro del área en la que se especializan, la doctora Villanueva Pérez señaló que en la misma pregunta venía la respuesta, ya que a ningún hombre le pedirían que hablara de los retos por los que tuvo que pasar para crecer en su carrera profesional.

“Esta pregunta se contesta sola. Porque podríamos dialogar mucho de por qué Kennedy fue presidente, u Obama, pero jamás les vamos a preguntar a ellos, ni a ningún otro hombre, qué sintieron, como hombres, llegar a la presidencia del país o a cualquier otro puesto”.

Aseguró que no cree que a ningún otro compañero magistrado le hayan llegado a preguntar qué ventajas y desventajas tuvo profesionalmente. “Esa es la esencia de lo que estamos dialogando ahorita”.

Este conversatorio se llevó a cabo el 8 de marzo, de manera presencial, en el audiovisual del edificio X del ICSA, y también se transmitió en vivo en el Facebook ICSA-UACJ Oficial.

 31 vistas,  1 hoy

Comparte este artículo: