Sus exalumnos lo recuerdan por las nuevas técnicas que implementó

Fredy Emmanuel Lamadrid y Alba Luz Máynez Segura, exalumnos del arquitecto Carlos González Lobo, fueron ponentes en la segunda jornada de la Cátedra en honor del arquitecto de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). “Entre sus características tenía responsabilidad social, que significa ayudar a los más débiles. A los más chicos nos apoyaba, a los mayores los orientaba o ayudaba en sus causas”, expuso Emmanuel Lamadrid en la conferencia titulada “Cuando trabajé con Carlos González Lobo”. 

Lamadrid, ayudante de investigación en vivienda popular y proyectos sociales en posgrado de la UNAM, y quien fuera profesor adjunto de González Lobo, habló del libro Vivienda y ciudad posibles como uno de los legados de su maestro. 

Señaló que el texto expone al detalle las nuevas tecnologías implementadas por el catedrático en la construcción de vivienda antisísmica, técnica que compartió con obreros al construir una vivienda en Puebla. 

Otro apartado de la exposición fue el módulo de prefabricación de cubiertas a base de alambre, varilla, tabique y cemento, diseñadas y fabricadas por González Lobo como una alternativa para la construcción económica a las que el usuario puede darles continuidad. 

“El primer día que lo conocí, en el pizarrón del aula tenía escrito la frase de su maestro Antonio Pastrana: ‘Arquitecto es el que hace que lo improbable suceda’”, apuntó el exalumno. 

¿Cómo haces una nueva arquitectura? El aprendizaje mediante la acción pedagógica en cinco etapas o niveles: motivación, reflexión, acción, evaluación y diagnóstico, es otro de los trabajos que González Lobo deja como legado y que expuso Alba Luz Máynez Segura, también alumna del catedrático de la UNAM. 

Alba Luz impartió la conferencia “El cobijo”, en la que compartió, entre otros apuntes del Seminario Abierto de Teoría Moderna y Análisis Comparativo de la Arquitectura, las definiciones respecto al campo teórico, práctico e histórico. 

• Campo teórico: “educación dialogal en la praxis y con base en totalizaciones como fundamento didáctico” 

• Campo práctico: “yo dejo al final la teoría y al principio pongo la práctica, porque me parece que solo así viene la praxis” 

• Campo histórico: “Paredes que no cuentan historias no son arquitectura” 

Las ponencias se desarrollaron de manera virtual durante la 10.ª Cátedra Patrimonial en Arquitectura dedicada a Carlos González Lobo, quien falleció en abril de este año. 

 165 vistas,  1 hoy

Comparte este artículo: