Las guerreras destronaron a las princesas

El movimiento feminista ha influido en la industria del cine, afirma conferencista 

Disney es una de las compañías de entretenimiento más reconocidas mundialmente, pero el impacto de los movimientos feministas, que han logrado dar mayor valor al papel femenino en la sociedad, ha obligado al corporativo a renovar sus producciones fílmicas, comentó Lorena Madrid Talavera durante la conferencia virtual “Mujeres bordando caminos: desde el cine, la ciencia y la enseñanza”, realizada el 25 de marzo. 

Durante su participación hizo el recorrido histórico de la evolución del comportamiento de las princesas Disney; en la etapa clásica, se encontraban exclusivamente en el ámbito privado y no tenían interés por salir de él, no había oportunidad de tomar decisiones, eran sumisas y pasivas, y esto se veía como algo normal. 

En la etapa de transición, que se vivió entre 1980 y 1990, luego del fallecimiento de Walter Disney, comenzó a hacerse presente la influencia del movimiento feminista en donde se empezó a dejar de lado el entorno doméstico, las princesas muestran inquietud por conocer el mundo que las rodea y desaparece un poco la sumisión que estaba presente en la época clásica. “Una etapa de revelación”, dijo Madrid Talavera. 

En la época actual, aseguró la ponente, las mujeres se muestran como auténticas guerreras, luchan por conseguir igualdad y buscan lograr sus metas, aunque aún se sienten amenazadas por el machismo. 

Luego de esto, se hizo el análisis fílmico de la película Valiente desde cuatro ejes centrales: aspecto físico, roles, estereotipos de género y estado civil. 

“Con los filmes, la formación ideológica de los niños queda en manos de estas empresas. Su interés no es la educación de los infantes, sino la obtención de ganancias económicas”, concluyó Madrid Talavera. 

Luego de este tema, Madrid Talavera habló acerca de las mujeres en la inteligencia artificial y los asistentes de voz. 

Comentó que, entre 2008 y 2018, la búsqueda por medio de las diversas asistentes de voz ha aumentado treinta y cinco veces, y resaltó que las voces de estos servidores suelen ser femeninas. Explicó que se da debido a que, en el pasado, se acostumbraba que las mujeres recibieran órdenes, aunque las empresas justifican el uso de este tipo de voces porque dicen que se escuchan más simpáticas y agradables que las masculinas, que usualmente reciben papeles para dar instrucciones autoritarias. 

Agregó que es importante que, desde la infancia y dentro de las escuelas, se vayan cerrando las brechas de género, ya que impactan directamente en la elección de la carrera y el empleo en el futuro de las mujeres: menos de una niña de cada veinte tiene pensado hacer una carrera en tecnología, ingeniería, ciencias o matemáticas, mientras que uno de cada cinco niños lo tiene como una opción, compartió la ponente. 

Las estadísticas dicen que las mujeres se están quedando al margen de los denominados “trabajos del futuro”, aquellos que son bien remunerados y de gran demanda, a pesar de que, dentro del desarrollo de patentes y tecnologías, estas marcan una diferencia en los resultados, aseguró. 

Según el Foro Económico Mundial, en su reporte de Brecha de Género Global 2020, se estima que en México solo el 10 % de las mujeres está en el ámbito de la computación en la nube; el 11 %, en ingenierías; y el 28 %, en data e inteligencia artificial. 

Durante la charla también se expuso la “Reconfiguración de los cautiverios de las mujeres durante el confinamiento: rol de madre-maestra”, por Laura Zayra Rosales Urbina, y “Bordando nuevos caminos, enredándose en algunos hilos y descosiendo otros ya hechos”, tema a cargo de Tania Guadalupe Chávez Gallegos. 

 89 vistas,  1 hoy

Comparte este artículo: