Expone los retos para la mujer deportista

La maestra Blanca Úrsula Castillo, quien practicó karate y atletismo, fue participante en conversatorio 

“Tengo bellos recuerdos de la universidad y del deporte que me formó como persona, pero siempre hubo cosas que lidiar con él”, expresó la maestra Blanca Úrsula Castillo, primera ponente en hablar sobre sus experiencias, retos y logros, deportivos y académicos, en el 1.er Conversatorio para la conmemoración del Día Internacional de la Mujer Deportista.  

Además de enfocarse únicamente en lo bueno que vivió en su etapa como deportista, la también docente de Entrenamiento Deportivo, relató sus inicios en el ámbito deportivo en el Karate, disciplina en la que el papel de las atletas no era reconocido ni valorado como era en el caso de sus compañeros. 

“Te dejaban más actividades, criticaban más lo que hacías. De por sí ya era difícil ser mujer, adolescente y, además, deportista, sobre todo por los cambios en el aspecto, en un momento donde empezabas a desarrollarte y a gustarte a ti misma. Yo no estaba acostumbrada a mi cuerpo, y los hombres no lo hacían fácil. Hacían comentarios que buscaban alterarte”. 

Comentó la maestra que, en ese entonces, tanto ella como sus compañeras normalizaron esas situaciones, justificando que era parte del entrenamiento. Sin embargo, durante su charla dijo que sufrió acoso por parte de su entrenador de Karate. “Me decía que me veía guapa, que me arreglara más y nos pedía que lo acompañáramos a los eventos. Mi lugar no era complacer a nadie”. 

Posteriormente, decidió cambiarse de disciplina a Atletismo, con la meta de mejorar sus capacidades físicas y su sorpresa fue que se encontró con un ambiente muy diferente al que había vivido en Karate. 

“Me topé con un ambiente muy distinto, animoso, abierto y alegre, con gente simpática, pero lo más importante era que respetaban mi espacio. Era un juego muy sano, pocas veces me sentí ofendida o acosada, eran más respetuosos. No me acostumbraba a la vestimenta de atletismo porque debes de llevar uniformes muy ajustados, pero era normal estar así, y todos nos comportábamos de manera civilizada”, expresó.  

Fue en Atletismo donde notó que le reconocían más sus logros, a la par de sus compañeros, donde buscaba dar su mejor esfuerzo y tratar de igualarlos, o inclusive superarlos, a pesar de que le decían que fisiológicamente no era posible. “Ese era mi sueño y no me iba a limitar”. 

Combinar las actividades académicas con las deportivas 

Para combinar sus actividades académicas con las deportivas dijo que no tuvo mayores problemas para que sus profesores la comprendieran y apoyaran cuando tenía que ausentarse para acudir a eventos deportivos.  

Inclusive contó que, cuando era estudiante en la universidad, el encargado del programa de Biología, al ver que era una buena estudiante, la apoyó con viáticos y con el equipo que necesitaba para sus entrenamientos y competencias. “Demostraba mucha integridad y mucho soporte en el caso de otras instituciones”. 

Sin embargo, en su plática resaltó que eran principalmente las maestras las que trataban de bloquearla para que realizara deporte. “Algunas maestras me decían que no podía hacer muchas cosas a la vez, dedicarles tiempo a las dos. Para mí el deporte y la escuela eran muy importantes, buscaba conseguir en ambas cada vez más logros, tanto en eventos deportivos como en los académicos”.  

Cuando empezó su posgrado, el poder sostener ambas actividades se hizo más complicado, pues tanto en sus clases como en los ejercicios de alto rendimiento le pedían asistencia perfecta y actividades que le impedían ausentarse.  

Por esa razón, al final, optó por dedicarse de lleno al estudio y a continuar su posgrado en el área de las ciencias. “Esa es la razón por la que dejé el deporte. Ya había tenido muchas medallas, muchas competencias, pero llegado a este punto me decidí por las ciencias, no porque de eso fuera a vivir, sino porque era lo que me importaba, mi sueño era ser investigadora”. 

La maestra Blanca Úrsula Castillo fue atleta de 2006 a 2015, bicampeona, en 2010 y 2012, en 800 metros en olimpiadas nacionales, multimedallista en relevos nacionales de 4 por 400 metros, preseleccionada nacional y, además, estuvo en el ranking nacional dentro de las mejores atletas en los 800 metros en 2010 y 2013.  

Actualmente es maestra en la licenciatura de Entrenamiento Deportivo en la UACJ, y estudia el doctorado en Ciencias Químico Biológicas.  

Trayectoria de Blanca Úrsula Castillo
En su carrera como atleta (2006 – 2015)
Bicampeona en 2010 y 2012 en 800 metros en olimpiadas nacionales
Multimedallista en relevos nacionales de 4×400
Preseleccionada nacional
De 2010 a 2013 estuvo en el ranking nacional de mejores atletas en los 800 metros

 240 vistas,  1 hoy

Comparte este artículo: