Investigadora analiza conductas hostiles durante la pandemia

Profesora de la UNAM ofrece conferencia por inicio de cursos en ICSA 

Las agresiones contra el personal de salud durante la pandemia por la COVID-19 fue el tema de la conferencia de la investigadora Carolina Espinosa Luna, con la que se marcó el inicio de las actividades académicas del semestre enero-junio en el Instituto de Ciencias Sociales y Administración (ICSA) de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ). 

La doctora Espinosa Luna es investigadora del Centro Nacional de Investigaciones Multidisciplinarias (CNIM) de la UNAM y presentó la conferencia “Comportamientos emergentes en la disrupción pandémica: agresiones contra el personal de salud en México”, la cual se transmitió desde la Ciudad de México y tuvo audiencia en diferentes estados del país y en América del Sur. 

La investigadora expuso que las agresiones al personal de salud durante los dos años de la pandemia han sido comportamientos emergentes que se explican en términos de exclusión racional, estigma y estallido hostil. 

Dijo que la exclusión racional se refiere a la discriminación al personal de salud, a partir de una evaluación costo-beneficio. 

El estigma ha sido otra forma de agresión contra el personal de salud, a partir de que los agresores percibieron el uniforme blanco como símbolo de la infección. Esta reacción en la gente motivó que en los hospitales se diera la instrucción a su personal para que guardaran su uniforme cuando terminaran sus labores en los nosocomios. El uniforme que antes era símbolo de respeto, se convirtió en un estigma. 

En lo que se refiere al estallido hostil, la investigadora del CNIM dijo que esta agresión al personal de salud se dio a partir de creencias generalizadas derivadas de la pandemia, como cuando se registraba la muerte de pacientes y se decía que en los hospitales los estaban matando. 

La doctora cuestionó sobre el aprendizaje que se ha obtenido desde las ciencias sociales, a partir de estos dos años de pandemia, y recomendó a los futuros científicos sociales a prepararse para los desastres que vienen cuando dentro de algunas décadas, se presenten casos de otras enfermedades y las personas padezcan la resistencia a los antibióticos. 

Dijo que los investigadores sociales deben de tener una pluralidad de pensamiento, apertura para conocer el mundo en su complejidad y autonomía, y libertad del quehacer científico. 

La conferencia inaugural de las actividades académicas del ICSA fue organizada por el Departamento de Ciencias Sociales e inaugurada por el director del instituto, Alonso Morales Muñoz. 

 151 vistas,  1 hoy

Comparte este artículo: