Instauran Cátedra Dr. Gerardo Esquivel

UACJ reconoce la trayectoria del académico, que es también subgobernador del Banco de México 

La Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ) instauró una Cátedra Patrimonial en reconocimiento a la trayectoria como académico del doctor en Economía Gerardo Esquivel Hernández, integrante de la Junta de Gobierno del Banco de México. 

La creación de esta Cátedra se realizó en el marco del Congreso Internacional de las Ciencias Sociales Paso del Norte 2021, que se llevó a cabo en la UACJ del 8 al 12 de noviembre. 

El doctor Esquivel Hernández es licenciado en Economía por la UNAM, maestro en Economía por El Colegio de México y doctor en Economía por la Universidad de Harvard. 

En la conferencia inaugural de la Cátedra Patrimonial, que se realizó en un formato híbrido, presencial-virtual, el doctor Esquivel Hernández desarrolló el tema: La dinámica inflacionaria en México en un contexto de recuperación y pandemia. 

Aclaró el conferencista que su participación en este evento era en su carácter de académico y no como integrante de la Junta de Gobierno del Banco de México. 

Indicó que los factores que están detrás del proceso inflacionario están vinculados a la pandemia en buena medida y a la salida de esta contingencia sanitaria, pero que este proceso inflacionario se considera transitorio e irá cediendo conforme se vaya superando la situación de la pandemia. 

Señaló que este proceso inflacionario tiene una dimensión mundial y que está caracterizado por tres tipos de factores. Uno que se refiere al incremento en la inflación mundial derivado en un desequilibrio de la oferta y la demanda de bienes y servicios, particularmente en la producción de materias primas, que están provocando un aumento en el precio de los productos, pero que se espera que se revierta. 

Otro, referente al cambio inevitable de los patrones de consumo en los hogares mexicanos y en el resto del mundo debido a la situación de confinamiento por la pandemia. Y otro más, que es un fenómeno que se conoce como reversión a la tendencia de los precios en diversas industrias y mercados que fueron afectados por los cierres de actividad en 2020. 

Indicó que en México, la inflación se mide con una canasta de bienes y servicios general, que es representativa del consumo de los hogares mexicanos, y que luego se separa en dos grandes componentes. El componente subyacente, que se refiere a los productos cuyos precios son más estables, y un componente no subyacente, que es más volátil y se refiere a los precios de los productos agropecuarios, de la energía y a los precios y tarifas que fija el gobierno de México. 

 15 vistas,  1 hoy

Comparte este artículo: