Presentan libro sobre la guerra contra el narco

Guadalupe Correa y Antonio Payán revelan aspectos oscuros de la lucha por las plazas 

El servilismo de los gobiernos panistas, principalmente el de Felipe Calderón, hacia los estadounidenses, la falta de rendición de cuentas de la Marina en sus acciones para combatir a los Zetas y la matanza de los jóvenes en Villas de Salvárcar fueron algunos de los puntos que se trataron en la presentación del libro La guerra improvisada. Los años de Calderón y sus consecuencias, con los que se inició la jornada de presentación de libros de ciencias sociales en la UACJ. 

La presentación del libro estuvo a cargo de sus autores, los doctores Guadalupe Correa-Cabrera y Antonio Payán Alvarado, en una sesión virtual que se llevó a cabo el 31 de mayo, y en la que estuvo como comentarista el doctor Oswaldo Zavala. 

La doctora Correa-Cabrera dijo que para el libro, se realizaron treinta y cuatro entrevistas, con quienes analizaron en su momento lo que estaba ocurriendo con las bandas del crimen organizado y lo que sucede “tras bambalinas” en esta llamada guerra contra las drogas. 

En la presentación del libro, el comentarista Oswaldo Zavala afirmó que no se trató de una guerra improvisada contra los cárteles de la droga, sino de una estategia perfectamente definida por parte del gobierno estadounidense. Este comentario dio pie a una polémica con el doctor Payán, quien presentó sus argumentos para justificar el título del libro. 

En una de sus intervenciones durante la presentación, el doctor Payán se refirió a una de las entrevistas que sostuvieron con una persona de la Marina mexicana, quien afirmó que la orden que recibieron en el periodo de la llamada guerra contra las drogas fue que acabaran con los Zetas, y que en la captura de miembros de este grupo criminal, que operó en diferentes estados del país, los subían a helicópteros y luego los arrojaban al mar del golfo, a cien kilómetros de la costa. 

También mencionó el caso de Villas de Salvárcar, en el que murieron quince jóvenes en una masacre que desataron los miembros de un grupo criminal que estaba disputando la plaza, suceso que dio pie a que, por la falta de información precisa, Felipe Calderón cometiera un “error garrafal” al llamar a las víctimas como si fueran miembros de bandas criminales. 

La presentación de La guerra improvisada. Los años de Calderón y sus consecuencias marcó el inicio de la Jornada de Presentación de Libros de Ciencias Sociales de la UACJ, que se realizó del 31 de mayo al 4 de junio en dos horarios, y que se transmitió por la página de Facebook del Instituto de Ciencias Sociales y Administración y del Departamento de Ciencias Sociales de la UACJ. 

 54 vistas,  1 hoy

Comparte este artículo: