En ICB remodelan y amplían edificios

A pesar de que las clases seguirán realizándose en línea, la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez continúa renovando sus instalaciones para asegurarles a los estudiantes, una vez que regresen a las aulas, que su paso por la universidad será una de sus mejores experiencias.

En esta ocasión, es el edificio Q, del Instituto de Ciencias Biomédicas, el que se remodeló en su totalidad, desde el interior hasta el exterior del inmueble, así lo dio a conocer el ingeniero Erick Toca, supervisor de obra de la UACJ.

Actualmente se trabaja también en la ampliación del edificio B1 del ICB, donde se encuentran las clínicas de Odontología. En esas instalaciones, comentó el ingeniero Toca, se ampliará el área de sala de espera para mayor comodidad de los pacientes.

En lo que se refiere al edificio Q, el supervisor de la remodelación dijo que “se hizo una remodelación completa en el interior del edificio, se cambiaron las instalaciones eléctricas, los acabados, los pisos, los baños, y también colocamos un elevador”, comentó el ingeniero Toca.

Este edificio es el segundo del ICB que cuenta ahora con el software de iluminación, un sistema automático que regula la intensidad de la luz según la hora del día y las necesidades de los que usen las instalaciones.

Asimismo, “el Q” contará con los sistemas automatizados de clima que existen en todos los edificios de la UACJ, los cuales se encargan de ajustar la temperatura dependiendo del ambiente.

En el interior del edificio, comentó el ingeniero Toca, se eliminaron los 21 cúbicos que tenían para los profesores y se construyeron 4 salones más, por lo que ahora contará con 11 aulas, para una capacidad de 40 alumnos, área para dos coordinaciones y una sala de juntas.

Inicialmente, se contempló que la remodelación concluyera el 11 de enero, pero, debido a la pandemia, comenzó a escasear material y mano de obra, por lo que se solicitó una extensión de un mes para finalizar la obra.

“Inicialmente el contrato constaba de 160 días para la remodelación, pero, por cuestiones de la pandemia se escasearon materiales, como el bloc y el concreto, escaseó la mano de obra y los proveedores de los materiales no cumplían con las fechas estipuladas, por ello fue necesario alargar para el 10 de febrero la fecha de terminación”, explicó el supervisor de la obra.

Agregó que la inversión final para la remodelación fue de más de 9 millones de pesos, ya que se autorizó la construcción de una escalera y salidas de emergencia para mayor seguridad de los estudiantes y profesores.

 1 vistas,  1 hoy

Comparte este artículo: