Gestionan plazas seguras a pasantes

Durante las reuniones con autoridades universitarias se acordó conformar una mesa de seguridad

Tras gestionar con las autoridades de salud correspondientes, la Universidad consiguió reubicar a sus pasantes de medicina, en concreto a quienes les asignaron un lugar para realizar su servicio social en zonas del estado que actualmente se consideran inseguras. 

Desde que los universitarios presentaron su inconformidad sobre la ubicación de las plazas, el maestro Juan Ignacio Camargo Nassar, rector de la UACJ, emitió un oficio al titular del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), para solicitar que se consideraran otras opciones en la ciudad para desarrollar el servicio social de las carreras de Medicina, Cirujano Dentistas y Enfermería, y además reasignar a los alumnos a ciudades donde la institución tiene presencia académica, como Cuauhtémoc y Nuevo Casas Grandes.  

En una reunión que los egresados tuvieron con autoridades universitarias (el 25 de julio), encabezada por el rector de la UACJ, se les aseguró que la Universidad seguía insistiendo ante las autoridades de salud, particularmente del IMSS, para reubicarlos a áreas que garanticen su seguridad.  

Días previos, esta casa de estudios consiguió que el IMSS aceptara reubicar a sus pasantes que en un principio les habían asignado una plaza en una zona considerada de alto riesgo; para formalizar la baja y reasignación, la instancia de salud realizó el trámite correspondiente a la solicitud de renuncia de las asignaciones mencionadas para darle la formalidad correspondiente.  

Con estas gestiones, la Universidad logró resolver favorablemente la preocupación de los pasantes que se mostraron preocupados de acudir a comunidades consideradas como inseguras, y manifestó su preocupación e interés por salvaguardar el bienestar de sus estudiantes del área de la salud.  

Crean mesa de seguridad 

Como parte de las medidas de apoyo que la Universidad implementó para procurar a sus pasantes, se creó una mesa de seguridad integrada por estudiantes del Instituto de Ciencias Biomédicas y autoridades universitarias, que acordaron diferentes acciones para mejorar las condiciones que enfrentan quienes realizan su servicio social fuera de esta ciudad.  

El director del ICB, Salvador Nava Martínez, quien presidió esta mesa de seguridad, informó que entre las acciones que se acordaron se encuentra la elaboración de protocolos para que los estudiantes sepan cómo actuar ante las diferentes situaciones que puedan enfrentar durante su servicio social.  

Se pactó también la instalación de una línea telefónica permanente para mantener una comunicación constante con los pasantes y poder ofrecerles ayuda u orientación en los casos de situaciones de inseguridad o de otra índole que se les presente.  

La atención de esta línea telefónica estará bajo la responsabilidad del doctor Pablo Barac Angulo, jefe de función de internado y servicio social y docente del ICB. 

En la primera reunión de seguridad también se acordó elaborar un censo para contar con la información acerca de los lugares en los que se encuentran cada uno de los pasantes de esta casa de estudios. 

El director del ICB dijo que consiguió además reunir la mayor información posible de los lugares en donde se encuentran las plazas que se ofertan por parte de la Secretaría de Salud y del Instituto Mexicano del Seguro Social, a fin de que los alumnos puedan elegir con mayor conocimiento dónde realizar su servicio. 

En esta reunión de la mesa de seguridad participaron seis estudiantes; de Médico Cirujano y Cirujano Dentista, el jefe del Departamento de Estomatología, dos docentes, una representante de la oficina del Abogado General de la Universidad y el director del ICB. 

Pasantes reubicados 

5 de Médico Cirujano 

6 de Cirujano Dentista 

 82 vistas,  1 hoy

Comparte este artículo: