Comparten legado de González Lobo

Realiza el IADA la décima sesión de la cátedra patrimonial dedicada al arquitecto”

Familiares, amigos y catedráticos compartieron de manera virtual el legado del arquitecto Carlos González Lobo en el inicio de la 10.ª Cátedra Patrimonial en Arquitectura, que lleva su nombre, en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez. En la inauguración, realizada el 9 de noviembre, Guadalupe Gaytán Aguirre, directora del Instituto de Arquitectura, Diseño y Arte (IADA), destacó el cobijo de González Lobo a la UACJ: “siempre preocupado por el programa a desarrollar cada año durante su Cátedra”, indicó. 

Gaytán Aguirre agradeció la presencia de María Eugenia Hurtado, quien, al lado de su esposo, participó en diversos proyectos de autoconstrucción utilizando tecnologías apropiadas y apropiables para poblaciones necesitadas, y que se compartieron en esta edición del evento académico. 

Fue precisamente a través de la ponencia El legado de un arquitecto, Carlos González Lobo, donde Eugenia Hurtado, luego de compartir algunos bocetos del arquitecto en su época como estudiante, abordó diversas investigaciones y estudios del catedrático que lo llevaron a obtener diversas distinciones. 

Expuso investigaciones y estudios para los prototipos de las cubiertas y el espacio habitable, y otras relativas a costos hacia una vivienda posible aplicando técnicas de construcción, de distribución y de forma. 

Asimismo, se abordó el tema de tecnología apropiada y apropiable, propuestas en las que González Lobo desarrolló el sistema CGL, de dovelas tabicadas de barro armado, y su transferencia de tecnología al extranjero. 

También fueron analizados los trabajos del arquitecto para esta ciudad, entre los que destaca la Iglesia de Pinole Kobishi Teopa Nana Guarupa, para la comunidad rarámuri, así como proyectos de vivienda en Angola. 

Este homenaje póstumo, donde se habló más de la obra de González Lobo, continuó el 10 de noviembre con las ponencias: Cuando trabajé con Carlos González Lobo, por Fredy Emmanuel Lamadrid; y El cobijo, por Alba Luz Máynez Segura. 

 27 vistas,  1 hoy

Comparte este artículo: